ANÁLISIS NUTRICIONAL DE LOS QUËSOS VS QUESOS

Los quesos vegetales son una muy buena opción para dejar atrás los ingredientes de origen animal, pero ¿Son lo suficientemente nutritivos? En este articulo investigaremos un poco más sobre los ingredientes de los quesos de origen vegetal y sus propiedades. 

Andrea Guerrero Abasto. Técnica Superior en Dietética

¿Qué supone seguir una alimentación vegana?

Como ya sabemos, el veganismo es una forma de vida que va mucho más allá de seguir una alimentación libre de explotación y crueldad animal. 

Centrándonos en la parte alimentaria, una dieta vegana es aquella que engloba un 100% de alimentos vegetales, es decir, una dieta en la que se excluyen todo tipos de carnes, pescados y productos derivados de estos como los lácteos y los huevos.

No soy demasiado partidaria de utilizar la palabra “dieta” en cuanto a llevar una alimentación vegana, ya que para muchos puede malinterpretarse como una forma de restringir en nuestra alimentación. Y lo cierto, es que una alimentación 100% vegetal muchas veces acostumbra a ser más variada que una dieta occidental tradicional. Esto sucede porque para conseguir alcanzar los requerimientos óptimos nutricionales sin que haya carencias, la alimentación vegana trata de jugar con grandes combinaciones de vegetales, frutas, legumbres, semillas, frutos secos, cereales, alejándose de la monotonía del plato y optando por la variedad y la creatividad.

¨Desde que tengo memoria, mi pasión por los quesos ha ido in creciendo. Recuerdo perfectamente la primera vez que probé un queso de Väcka y pensar: ¡pero, si es QUESO! Supe en ese instante que podría dejar de comer los de origen animal. En este articulo analizamos de manera comparativa los quesos veganos vs los quesos de origen animal.¨

I need cheese.

Cuando nos embarcamos en la aventura de comer más productos de origen vegetal, a menudo nos surgen muchas dudas de si estaremos alcanzando todos los requerimientos nutricionales. Como hemos comentado anteriormente, el truco es fácil: pon variedad y color a tu plato y lo tendrás.

Sin embargo, la monotonía del combo vegano más famoso cereales + legumbres puede llegar a saturarnos a todos. Por ello, una de las mejores formas de dar sabor a tus platos es añadir grasas saludables de la mejor calidad. Un aceite de oliva virgen extra o unos frutos secos pueden ser tus grandes aliados para cambiar totalmente el aspecto y el sabor de un plato.

Sin embargo, el gran hándicap organoléptico que se nos presenta mucho más allá de la variedad es el duelo ante el mayor desapego alimentario de todos: el queso. Cuantas veces habremos oído la frase “si no fuera por el queso, yo también me haría veganx”. Pero al final, la necesidad y la demanda hacen posibles los sueños más recónditos; y hoy en día, por suerte hay muchas opciones y cada vez mejores. 

Sabor & calidad nutricional.

Los quesos de Väcka fueron creados en base al uso de productos óptimos y de mejor calidad nutricional posible; y aunque pueda parecer una complicada elaboración, a grandes rasgos, son el resultado de combinar grasas saludables y frutos secos.

A continuación, desglosamos los nutrientes de los ingredientes clave que presentan nuestros quesos.

Anacardo

La base de nuestro quëso más cremoso es el anacardo, un fruto seco compuesto mayoritariamente por grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

• Contenido en vitaminas.

El anacardo nos proviene de vitaminas como la vitamina E, antioxidante protector de las membranas celulares, especialmente las que están más expuestas a los radicales libres.

Vitaminas del grupo B, que contribuyen a la salud del sistema nervioso, especialmente en tiamina (conducción y transmisión nerviosa);

Vitamina B6 (síntesis del grupo hemo de hemoglobina y síntesis de neurotransmisores);

Vitamina K, que regula la coagulación sanguínea (vitamina antihemorrágica).

 

Contenido en minerales.

El anacardo es fuente de minerales como el Magnesio, que regula la formación ósea, cofactor de más de cien enzimas, y ayuda a mantener las membranas celulares;

Cobre, que favorece la formación de anticuerpos;

Fósforo, importante en células que usan gran cantidad de glúcidos, como las del sistema nervioso.

También tiene cantidades apreciables de manganeso, selenio, zinc y hierro.

• Fuente de grasas saludables.

Respecto a su contenido en grasas saludables el anacardo es rico en Ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial, que forma parte de las paredes celulares y asegura la estabilidad. Además, contribuye a regular procesos inflamatorios locales a través de formación de prostaglandinas.

Àcido oleico (omega-9), que se relaciona con la prevención de enfermedades cardiovasculares y del sistema nervioso; así como también aporta antioxidantes y tiene propiedades antiinflamatorias.

• Contenido en fibra.

Por último, el anacardo es rico en fibra soluble e insoluble y una fuente de proteína vegetal, pero es deficitario en lisina y metionina así que sería recomendable combinarlo con cereales o legumbres para coseguir proteína completa de alto valor biológico.

Almendra

La almendra es la base de nuestra querida Mözza. Un puñado de almendras tiene un valor calórico parecido al de un vaso de leche entera de vaca, pero, a diferencia de esta, las personas sensibles a la lactosa o a la proteína de vaca toleran mejor las almendras.

Como fruto seco, su composición se basa fundamentalmente en grasas, la mayoría de las cuales son ácidos grasos monoinsaturados, en concreto ácido oleico (el mismo que el del aceite de oliva). Una alimentación rica en este tipo de grasas tiene un efecto positivo sobre la regulación del colesterol y los triglicéridos.

Valor proteico.

Un 20 % de la almendra es proteína, una proporción similar a la de la carne; por esta razón una alimentación vegana puede beneficiarse del consumo habitual de este fruto seco. Asimismo, la almendra es de las pocas fuentes vegetales que contiene arginina, uno de los 20 aminoácidos esenciales que forman las proteínas del cuerpo humano.

Contenido en fibra.

La almendra es el fruto seco que presenta una proporción de fibra más alta en comparación con el resto. Un 15 % es fibra y, en su mayor parte, fibra soluble que se encarga de lentificar el proceso digestivo genera sensación de saciedad, favorecer el crecimiento de la flora bacteriana y estimula los movimientos intestinales.

Contenido en calcio.

“Hay que beber leche para tener unos huesos fuertes”. Uno más de tantos mitos que la industria de la alimentación nos ha intentado vender. Y es que 100g de almendras aportan 235 miligramos de calcio, que es casi el doble de calcio que en 100ml de leche (1/2 vaso). Asimismo, la almendra contiene otro mineral relevante para los huesos, el magnesio, que facilita la fijación del calcio en el esqueleto y previene calambres en las extremidades.

Contenido en vitamina E.

La almendra, igual que el anacardo, es fuente de vitamina E, antioxidante muy potente que nos protege de los radicales libres, es decir nos proviene de su efecto antienvejecimiento y es regulador de los niveles de colesterol.

Aceite de coco

El aceite de coco es el que consigue dar consistencia a nuestros quësos. Por supuesto siempre virgen y de producción ecológica, es una grasa saludable de gran calidad que beneficia nuestro organismo por sus propiedades antioxidantes, anticolesterolemiantes y estimuladoras del metabolismo.

Contiene un tipo de ácidos grasos de cadena media, principalmente ácido láurico. 

Es precisamente por esta elevada proporción de ácido láurico, que el aceite de coco no aumenta los niveles de colesterol ni perjudica la salud cardiovascular.

De este modo, en la infancia resulta recomendable añadir grasas de este tipo como el aceite de coco o el aceite de oliva virgen extra para aliñar, por ejemplo, las primeras verduras que consumen los niños.

Por lo general, tras utilizar aceite en la cocina este se quema con facilidad y se vuelve nocivo para nuestra salud. El aceite de coco en cambio, es una grasa saturada, esto significa que es mucho más estable que cualquier otro aceite en contacto con el calor, con lo cual nos ofrece más tiempo de margen para emplearlo en diversas cocciones.

Queso vs QUËSO.

Para poder observar de un modo más claro y visual, a continuación hemos desglosado los ingredientes de algunos de nuestros quësos mediante una comparativa entre infografías que ejemplifican las distintas variedades que encontramos entre un queso convencional y un quëso de Väcka.

Puedes decirnos que te ha parecido esta comparación y dejar tu opinión en comentarios.

¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.